AGRADEZCO VUESTROS CONSEJOS Y COMENTARIOS. MUCHAS GRACIAS.

jueves, 1 de marzo de 2012

DOS VESTIDOS SIN PATRÓN

Es la primera vez que me he hecho un vestido sin patrones, pero como la tela no fué muy cara me arriesgue a ello. Me apetecía hacer algunas prendas sobre el maniquí y estos son los resultados.

Empezaremos por decir que mi maniquí está un poco sobredimensionado, lo he hecho adrede. No me gusta llevar la ropa muy ceñida y que me apriete, sobretodo en la cintura, no lo soporto, así que la mejor manera es darle media tallita más al maniquí y seguro que no me aprieta nada.

Este es un vestido entallado de una telita calada de algodón blanco y un lino en verde pistacho reciclado (anteriormente era la camisa de un amigo) 









El vestido negro es de una tela de punto con mucha caída, con un tacto muy agradable y lo mejor no se desilacha.

Este empezó por ser un vestido tipo túnica al que tenía que poner el cinturón y fruncirlo en la cintura. Resultado: UN SACO DE PATATAS.

Acabé por llevar toda la tela a la parte de atrás y coserla con un pespunte cortito en la zona de la cintura.
Resultado: UN VESTIDO MUCHO MÁS FAVORECEDOR.

Le seguí poniendo el cinturón tipo obi (por llamarle algo) y un broche o prendido para el pelo, no parecía lo mismo, la verdad que es un vestido muy cómodo y muy fácil de llevar, porque según los complementos que te pongas puede convertirse de un vestido de fiesta a uno para ir a hacer la compra.

También se puede llevar suelto, al tener el pespunte en la parte trasera a la altura de la cintura, queda ajustado a esta y cubierto por la cola/capa que sale de los hombros.





1 comentario:

  1. Esta claro que eres un artista!
    Sin patrón y todo de cabeza!

    ResponderEliminar